martes, 4 de octubre de 2011

Nervios.


 No os voy a engañar, me tiembla hasta la pirindola.
 Tampoco creo que sea algo que pille de nuevas, supongo que todos los que hacen viajes de ésta manera y sobre todo si llevan mucho tiempo deseándolo se pondrían nerviosos.
 Son las 22.16 del martes, se supone que en menos de dos horas he quedado con mi compañero de vuelo y tengo la ya maleta preparada. Tengo como retortijones en la tripa y ganas de salir corriendo. El colega de viaje viene del sur y aún no me ha llamado, por lo que cada segundo que pasa se hace eterno.
 De todas formas no os preocupéis, si no me llamase me piro al aeropuerto solo y santas pascuas. En cuanto salga de mi casa estaré con cámara en mano, fotografiando todo como un guiri y sin haber salido ni tan siquiera de España. Madre mía, me imagino siendo el típico pedante que en un futuro enseña a sus familiares una y otra vez sus fotos de aquel viaje.
 Mi hermana está tumbada en el sofá viendo la peli de Disney “Bichos”, mi madre de un lado para otro convencida de que se me ha olvidado algo, y mi gato mordiéndome los tobillos. Típica situación en la que dices “¡Mamá! ¡Joder, que me estás poniendo nervioso!
 La próxima vez que os escriba estaré en el hotel ya, creo. A no ser que pillase wifi en otro sitio antes y me diese por escribiros.
 Muchas gracias a todos los que me estáis siguiendo, ¡os mantendré informados!

1 comentario:

  1. Yo si que estoy de los nerviooosss!! Estaras a punto de llegar! Que emocionanteeee!!! A ver si publicas rapido algo que quiero saber como va todo por alli! Yo estoy viendo boing como de costumbre! xD

    Awraauuuu!

    ResponderEliminar