domingo, 2 de octubre de 2011

Cuenta atrás


¿Os habéis dado cuenta de que la iluminación ha cambiado?
Para mí es algo cojonudo.
Cuando entramos en otoño, el sol se vuelve más débil y la luz hace que todo tenga otra tonalidad.
En realidad ya era hora, porque es que joder, el sol de verano es una mierda, además siempre he considerado que los paisajes con la luz del sol de verano se vuelven planos. No me gustan los cielos sin nubes por mucho que la estación sea favorable para hacer otras muchas cosas positivas que nos impide el mal tiempo.
 Ésta tarde de domingo he salido a pasear por el descampado de mi barrio (convertido en parque desde hace pocos años), y me he acordado de algunos momentos pasados, en los que paseaba con puntuales colegas.
 Cuando éramos más peques, nos reuníamos en lo que denominábamos “La Cripta”, que no era más que una entrada a un desagüe a modo de tubería abierta, por la que entrabamos y cruzábamos la autopista para llegar al cementerio de la Almudena saliendo por una alcantarilla. Parecíamos unos jodidos hombres del pantano.
 En su día montábamos fiestas flipantes alrededor de hogueras,  y recuerdo que venía peña de todas partes, por no decir que era nuestro punto de reunión en fines de semana, y donde nuestras relaciones cobraban una intensidad bastante significativa. Esto último no es un añadido frívolo por crear clímax. En realidad es cierto. Aún hoy hablamos de aquellos tiempos y hay más de un nostalgiquillo al que todavía le cuesta asumir que todo punto de partida conduce al final de una etapa.
 Cuando hoy me he sentado en la cripta me ha hecho gracia porque, han venido chavalillos (chicos y chicas), a pasar la tarde acomodándose en torno a la entrada, y me han recordado a nosotros, sobre todo porque, para los que seáis ex-miembros de la cripta, tal vez recordéis fotos de dos de las nuestras con camisetas de superman.
Hoy una de las chavalillas llevaba una camiseta igual.
 Supongo que las historias siempre se repiten.
 Hoy definitivamente he confirmado por teléfono con mi compi de viaje, que quedaremos el martes por la noche para empalmar con el miércoles en el aeropuerto o donde sea. La cosa promete sin duda, y por mi parte cuando pienso en el momento, reconozco que ya me entran un poco de retortijones inquietos que hacen que tenga que ir a cagar con bastante regularidad.
 La cuenta atrás ahora sí que ha llegado, pocas cosas ganan en peso a la aventura que se posiciona como algo inminente.


 Ni qué decir tiene, que estos vídeos pertenecen a su autor (que no soy yo), y tenéis más información de él en youtube.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada