sábado, 11 de febrero de 2012

Soy un flipao.


 Seven:

  Cuando en la entrada anterior hice una reflexión algo complicada y pajiza, incluso para mí, sobre nosotros mismos, de alguna forma quise transmitir lo limitados que estamos y lo ignorantes que por desgracia somos en éste mundo libre. Puede que no lo escribiese con el mayor tino, pero si me tuviese que plantear cómo decir las cosas dejaría de utilizar esto para poder ser yo. No os imagináis lo bien que me viene escribir, aunque a veces escriba peor que otras.
  Cuando llamé gilipollas a nuestra raza, nunca quise transmitir mi aversión hacia el ser humano ni indicar que tan sólo por llegar a mis propias conclusiones escritas (como cualquiera de vosotros), yo estaba en una especie de escala evolutiva distinta al resto de la humanidad. Jamás. De hecho conozco a “figuras” que creen que han nacido para recrearse en su superioridad, supremacía y entendimiento prodigioso de la existencia y no son ni agradables ni plausibles. Seguro que vosotros también conocéis a más de algún intensillo de estos, lo cual es gracioso, porque eso confirma que cada vez hay más gente que se cree especial y dominante. Deberían reunirse a  ver si hacen algo positivo por la evolución en vez de agonizar de la misma forma que agoniza un mono en una jaula.
  Soy el primero al que le jode vivir en esta intoxicación desinformativa y absurda de nuestro siglo XXI, y el primero que también piensa que por fortuna el ser humano guarda muchas cosas bonitas, que puede que estén más o menos enquistadas a día de hoy por la realidad de “facilidades” que instauramos y todas esas falsas verdades que nos enseñan a creernos y a difundir a los demás.


  Aun con todo me flipo, lo reconozco, me flipo y me encanta fliparme con flipados. Es de esa forma como consigo sentirme el protagonista de mí mismo.
  Probad a fliparos, y a tener alicientes que os hagan sentiros únicos. Ojo, no digo mejores que el resto, ojalá y todos tuviésemos esos alicientes personales a flor de piel y más despiertos para poder exteriorizarlos con mayor inmediatez, yo a veces lo deseo.
  Flipado, friki, motivado, intenso, místico. A veces cuando voy por la calle soy de estos que se ponen los cascos y la canción idónea para caminar, la ropa idónea para salvar el mundo, el calzado más cómodo por si en algún momento determinado tengo que salir a correr, aunque aún no haya decidido hacia donde. Porque, quien sabe, cualquier día de estos puede llegar un Boss malo malísimo a destruir el planeta, ¡y no seré yo quien sucumba ante la barbarie!
  Tenemos que ser los protagonistas de nuestros sueños y nuestras actitudes, porque estoy cada día más convencido de que todos somos capaces de tener ese magnetismo habilidoso para que lo que nos rodea fluya a nuestro favor.
  Es cuestión de actitud.
  ¿Por qué coño nos quedamos a veces frente al espejo? Sonreímos, nos ponemos de perfil, ponemos caras bonitas o caras feas, o incluso decimos “¿Me estas mirando a mí?” Encima hasta nos crecemos, no me jodas “¿Tienes algún problema? Sí, te digo a ti” Y hasta nos señalamos. Supongo que las chicas os diréis cosas frente al espejo tipo “Hola guapo, ¿me sacas a bailar?” y sacaréis tetas o yo que sé, algo diréis.
  En el fondo todos somos tan capullos de hablar con nuestro espejo para ver lo que molamos o deberíamos molar, metiendo tripa o inclinando el perfil, porque así sabremos que podemos mirar de forma chunga o seductora, somos así, y no es malo. Sólo es síntoma de que aún creemos en nuestra actitud, que la exterioricemos de puertas hacia afuera es otra cosa.
  Siempre he considerado que deberíamos ser el reflejo contenido de todo aquello que queremos ser, porque nuestras aspiraciones en realidad nos conforman como lo que somos. Siendo ese reflejo contenido de lo que quieres proyectar, podrás ser esa bailarina que no eres, ese súper héroe o ese súper villano, esa ligona de masas o ese tontaco integral que cae bien a todo el mundo, ese aventurero o ese vividor de historias, ese protagonista de tu libro o peli favorita.
  Dando lo mejor de ti mismo al mundo en dosis racionalizadas, consigues darte a ti lo mejor de ti mismo.
  ¿Por qué hay que racionalizar? Porque es lo mismo que darte ese gusto de saborear las cosas sin dejar de tener los pies en la tierra y hacerlas más duraderas y auténticas. Promesa de dedo meñique en Tokio con una chica bonita, Nani. Imaginaos que el mundo hubiese dado lo mejor de sí mismo aquel día de golpe, en lugar de ser paciente y comedido con nosotros. Si el mundo se hubiese desmedido, en el momento en que hicimos la promesa a no sé cuantos pies de altura, el sol se habría quedado en un perpetuo atardecer, los cuervos habrían circunscrito un corazón en el aire y los japoneses que nos hacían compañía se habrían convertido en tartas de chicle de fresa, los cristales de la cafetería habrían detonado, y una avioneta retro futurista se habría plantado ante nosotros diciendo “¡Montad! ¡Os llevo!”. Habríamos salido volando sobre las alas del avión sin caernos, por supuesto,  y habríamos gritado “¡Soy el Rey del mundo!”.  El piloto, al que imagino viejo y afectuoso, habría puesto la música de Titanic y esta se habría escuchado por todos los rincones de Japón. Cuando me doy cuenta mi piel se está tornando rosa pastel y la de Nani nata dulce. Los tokiotas habrían levantado la vista exclamando “¡Que guay! ¡Son la mejor pareja de aventuras que tendremos jamás el placer de ver!” y de tanta belleza rimbombante nos inmolaríamos en nuestra felicidad sin consumar la promesa, pero qué coño, por un momento el mundo nos hizo creer que estaba todo hecho ya.
  Por fortuna el mundo es sutil y discreto, pero sin dejar de ser bello, y nosotros debemos seguir ese orden y esa calma natural para saborear las cosas en dosis pequeñas y con persistencia.
  De alguna manera todos tenemos mucho que darnos y mucho en lo que creer, lo importante es si queremos verlo. Y lo importante también es, si tenemos esa constancia y paciencia para durar y no olvidar que siempre caminamos en una dirección gradual, aunque puntualmente estemos más tiesos que la picha de Ken.
  Desde hace relativamente poco me regocijo en el apodo que me pusieron en Tokio y que fomento cual héroe de héroes. Caballero Oscuro.
  Sé que suena muy contundente, pero no os creáis. En realidad el primer apodo que me asignaron fue el de niño burbuja por ponerme malo, pero yo intenté convencerles de que era un caballero oscuro y tipo chungo. Hasta hoy cada vez que me dicen caballero oscuro saben que tengo menos credibilidad que las balas del equipo A, pero sirvió para hacer hincapié en mi actitud particular de entusiasta que todo lo cree posible. Sea caballero oscuro o sea un caballito de mar, la esencia es la que perdura, y la motivación de sentirme el protagonista de una historia que contaré a mis nietos, hace que en la vida sonría, vea, sienta o ame, por ejemplo, de forma peculiar.
  Hay muchas razones para fliparse, creedme, hay muchas razones para sentiros los mejores de vuestra historia.
  Para terminar, deciros que no se por qué, si estáis leyendo esto, seguro que sois de los típicos que os pasan casualidades que solo os suceden a vosotros. Joder, últimamente mi vida está dando giros inesperados, y considero que todo lo que me pasa, sólo me pasa a mí. Desarrollar esto ocuparía una entrada entera, porque cada día dejo de creer más en la casuística de determinados aspectos.
  Considerad, que si sois de esos a los que les pasan cosas exclusivas, tal vez haya algo que nos encamine y esté de nuestro lado o de nuestra contra. Al final todo es energía, y deberíamos estar más receptivos a los impulsos, dejando de lado todo lo sólido que nos prejuzga y limita.
  Cuando pienso en mi vejez, nunca soportaría estar a punto de morir y pensar que no conseguí ni hice lo que me propuse por cobardía. No lo soportaría porque estando a punto de morir, comprendería que la muerte me iba a llegar igual, decidiese lo que hubiese decidido hacer en mi aventura vital.
  Decidme si no tenemos razones de sobra para hacer de nuestro día a día una maldita aventura.  
 
  Nani. Apliquémonos estas cosillas para seguir con esa motivación imparable. Encontrar a alguien cuya percepción se compara a la tuya, y cree en todo lo que nos envuelve, es digno de proteger, ya sabes, eso del caballero oscuro y demás.

  Cachorra. Siempre voy a estar a tu lado, esté donde esté nuestros lazos no pueden desatarse, y cerrar etapas para comenzar nuevas es un aprendizaje bonito. Te quiero muchísimo y siempre voy a cuidar de ti.






JAPAN DREAMS 3. Gracias de nuevo a Carlos Santiago Ramal.



















































































































































































PD: Los que me comentastéis en la anterior entrada, tenéis ahí vuestra respuesta.




15 comentarios:

  1. Me ha gustado muchisimo la entrada, si no fuera por ti, nunca hubiera sentido esa sensacion de friki motivada que me gusta tanto xD soy un assassin xD
    Estes donde estes siempre te voy a sentir cerca.
    Te quiero muchisisisisisisisisismo!!!

    Awraaaauuuu!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, muchas gracias mi Assassin. Te veo ahora en el salón XD. Eres la mejor, cachorrilla

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Estoy esperando a que me des la mano.. pero físicamente :P . Nos vemos pronto, compi aventurera

      Eliminar
  3. Reflexión algo complicada y pajiza, jajajaja me encanta como buen flipado que soy al igual que me encanta hacer poses delante del espejo jajaja, una gran entrada!!!

    A mi también me gusta hacer del día a día mi propia aventura aunque a veces infernal como le sucede a todo el mundo ;-)

    Las fotos encantan verlas con detenimiento, sobre todo me ha guatado la de la noria con la montaña rusa alrededor. 

    Un abrazo fuerte y haber si nos vemos pronto.

    (-;Rulo;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reflexión complicada y pajiza XD. Será lo próximo que nos diremos cuando pensemos en nuestro amor, guapa.
      Cuando escribí lo del espejo tio, pensaba en mi, pero inevitablemente pensé también en ti, lo siento! XDDD.
      Me alegra estar siempre tan a la par contigo en la forma de percibir las cosas.
      Cuidate y un abrazo muy muy fuerte amigo

      Eliminar
  4. Buena entrada jefe, me gusta eso de fliparse pero sabes hay que tener los pies en tierra firme de vez en cuando. Como bien dijiste entre cervezas debemos aprender mucho uno del otro, sobre todo me gustaria aprender mas de tus puntos de vista. Por lo demas espero que dejes de mirar al vacio de forma tan continua que no es sano xD, tienes un futuro prometedor por delante, asi pues disfrutalo con optimismo, para cualquier cosa que necesites o unas birras ya sabes ;).

    PD: La dominatrix me llevo sano y salvo a casa, por carreteras oscuras pero al fin y al cabo a casa, te manda saludos xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Ronbrutal! Si! he aprendido a tener los pies en la tierra lo mejor que puedo, y si vuelo intento no salir demasiado perjudicado ^^. Intentaré dejar de mirar al vacío macho pero es que soy un jodido intenso! No, en serio, lo de abstraerme es que me lleva pasando toda la vida tio, y si encima llevo unas cervezas de más flipas.. Me monto mi película. A la próxima me sueltas una colleja sin problema eh!
      Espero que sigamos en contacto y... Dale recuerdos a la dominatrix XD

      Eliminar
  5. Está muy bien fliparse y yo soy la primera flipada del mundo mundial que se pone Metallica en los cascos y se ve andando por la calle como a cámara lenta, tipo peli con una explosión detrás ...y lo de hacer de cada día una aventura, hacer que cada día importe, no caer en la mediocridad... es muy bonito, muy loable... y muy utópico, pero ¿qué me dices de los días enteros de sofá?, ¿esos días que se pasan simplemente jugando a la consola sin hacer nada productivo?
    Chico, yo no sé qué será, si será el paro, la coyuntura económica, el cambio climático, la globalización o qué, pero yo iba a hacer grandes cosas con mi vida, yo sacaba dieces chaval, yo tocaba la flauta, yo hablaba inglés, buf, yo iba a ser la caña y ahora soy una persona mediocre, normalucha, tirada en un sofá...supongo que son ciclos pero yo no me siento muy especial en estos momentos, parafraseando a otro grande "me se come la desidia..."
    Rayadas de desempleada aparte, qué grandes fotos y qué bonita la primera, qué guapa es mi niña y esa otra en la que están las dos juntas. Saco pecho, orgullo de hermana mayor. Ji,ji,ji.
    Disculpa mis desvaríos pero hoy no doy para más, los mocos se han atrincherado en mi cerebro e impiden la correcta sinapsis entre mis neuronas.
    Hasta la próxima niño burbuja...(es mucho más bonito que caballero oscuro, qué quieres que te diga)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Erigonenoe. Estoy absolutamente de acuerdo contigo, y creo que poco tengo que decir al respecto. Los días más infructíferos también son los mejores.
      Me gusta hacer que cada día sea una aventura, aunque a veces sea tan monótona de forma tan seguida que el cerebro se me acabe volviendo esponja. Pero a la larga la aventura de mi vida, no dejará de ser mi recorrido. No caer en la mediocridad, desde mi punto de vista, no es sinónimo de estar agónicamente siempre huyendo de aquello que no quieres ser o aquello en lo que no te quieres convertir. Creo que con el paso del tiempo, la pelea con ciertos aspectos de la vida, a veces se convierte en aceptación y contemplación de otros campos, eso hace que siempre ganes la batalla a esa pelea innecesaria.
      Pienso que la mediocridad, si la sientes, es únicamente un término para designar tu estado de ánimo, nada más. Mediocridad, desidia o asqueamiento, dicho de forma general, si lo padeces, a lo mejor es síntoma de que tienes que hacer algo con tu vida, o a lo mejor si no te das cuenta acabarás tocando fondo y siempre podrás subir.
      Antes que la euforia - por mucho que reconozco por esta entrada, que parece que monte en patinete volador alrededor del mundo - prefiero la tranquilidad y la quietud, porque tanto la euforia como la felicidad siempre llegan a lo más alto, para decrecer progresivamente.
      Supongo que mi día a día me lleva a reafirmarme quien soy de esta manera, tomándomelo con humor y haciendo siempre una introspección a fondo, para hacer frente a varios dilemas. Es mi forma de funcionar porque no conozco otra.
      No creo que seas ni normalucha ni mediocre, sinceramente, porque aparte de que ya te conozco y me gustasteis mucho, creo que eres una persona muy interesante. Yo tampoco he conseguido todo aquello a lo que aspiraba, por eso he dejado de odiarme para amistarme un poco más conmigo mismo.
      Sentirse sencillo, normal, o sentirse como uno se quiera sentir es perfecto, sentir que haces lo que quieres o en su defecto, que al menos sabes reaccionar con positividad ante lo que no eliges, es más que admirable.
      Y por último, estar receptivo a los demás y disfrutar de tu vulnerabilidad ante el resto al igual que intentas compartir, es la hostia!
      Muchísimas gracias por tu comentario que me hace reflexionar como siempre. Un abrazo.

      Eliminar
  6. "... pero yo iba a hacer grandes cosas con mi vida, yo sacaba dieces chaval, yo tocaba la flauta, yo hablaba inglés, buf, yo iba a ser la caña y ahora soy una persona mediocre, normalucha, tirada en un sofá...supongo que son ciclos pero yo no me siento muy especial en estos momentos, parafraseando a otro grande "me se come la desidia..."

    ¿Es tener éxito ser especial? ¿No es ser especial sentirse especial tirada en un sofá? Ahí está la magia.

    ¿Todos somos especiales, Adri?



    // http://www.odiseajung.com/tipos-psicologicos-jung-mbti //


    ΞΑΣ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabría decirte qué es ser especial en términos generales. No hay una respuesta concluyente que demuestre que ser especial sea bueno o malo. De hecho, no sé si ser especial es equiparable a ser distinto de forma meritoria, casual o de forma desdichada.
      La magia está dónde tu creas crearla, y si como bien dices crees en esa magia, aunque parezca muy distinta a la mía, indicas que sabes disfrutar de ella como yo.
      Y ahí sí que está la magia.
      Todos somos los protagonistas de nuestra vida, no cuestiono si para vosotros es mejor alguien que vosotros o no, lo importante de esto debería ser que nos sintiésemos bien con nosotros mismos.
      Por último, el éxito siempre es muy relativo. Para mí, mi ideal de éxito sería escribir mi libro, vivir en Tokio, y haría que me sintiese sin duda como si fuese cerrando etapas con superación. Si lo que buscas es que me moje, y diga si eso me hace mejor que el resto de personas, o una persona más exitosa, la respuesta es no, y es un no rotundo.

      Muchísimas gracias por tu comentario, me ha hecho pensar. Un abrazo.

      Eliminar
    2. Es cierto que me siento especial desde mi sofá y eso es lo que importa, lo que pasa que desde pequeño te van diciendo tienes que ser esto o lo otro, tienes que hacer esto para que luego en el futuro... y cuando ese futuro llega vacío te sientes perdido y has de cuestionarte los dogmas aprendidos en tu infancia.
      Creo que para mí el éxito sería vivir en una casa en un pueblo perdido y poder tener toda suerte de bichos...
      Los comentarios son extraordinarios Adri,únicamente una puntualización, yo creo que no me conoces en absoluto! ¿se puede conocer a una persona en unos minutos o por un par de comentarios en un blog? Saludos!!

      Eliminar
    3. Entiendo también lo que comentas, pero no me quiero enrollar demasiado que ando en el curro. Es verdad que no me he expresado a lo mejor de la manera más correcta en cuanto a lo de que te conozco. Me transmites una sensación agradable, sin más. En cuatro chorradas ese mínimo conocimiento que tengo de ti junto con la de cosas chulas que me cuenta tu hermana, hace que lo poco que entiendo de vosotros desde una distancia, sea suficiente para saber que no eres una mediocre como mínimo. ¡Disculpa!
      ¡1 saludo y gracias otra vez ^^!

      Eliminar
  7. Cada vez que leo el blog me siento renovada por dentro, con energía, como si fuera especial(sea bueno o no, XD) sólo por tener el placer de conocerte. Quiero aprender de ti, Adri. Espero que sigamos mucho más tiempo en contacto y aprender de tu filosofía de vida. Me encanta que exista este blog, en serio, y espero que publiques pronto los libros, me muero de ganas. No comento mucho más porque ya está todo comentado en la nueva sección de comentarios "MOE vs CABALLERO OSCURO"
    Por cierto, los dibujos también me encantaron, ahora ando intentando hacer varios parecidos de mi personaje del WOW, jeje.
    un besazo enorme!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar